(de Cuestión de Fondo/ANÁLISIS).

La Ruta Nacional 18 cruza la provincia de Entre Ríos de Oeste a Este y su recorrido es de 227 kilómetros. Comienza en San Benito, al Este de Paraná, y termina en Concordia.

A fines de junio de 2008, la entonces Presidenta Cristina Fernández de Kirchner suscribió el Acta de Reparación Histórica en Infraestructura para Entre Ríos que contemplaba la transformación de la ruta en autovía.

La licitación se anunció dos años más tarde en Concordia, en 2010. El parte oficial del lunes 27 de setiembre de 2010 aseguraba con contundencia: “El emprendimiento, uno de los más importantes en infraestructura de la provincia, demandará 1.750 millones de pesos y se ejecutará con fondos federales. Los trabajos se prevén iniciar el año próximo y demandarán 36 meses”.

La obra sería financiada en su totalidad con recursos de la Dirección Nacional de Vialidad, estaba dividida en cuatro tramos y su plazo de ejecución se prometía en tres años.

Los tramos se dividieron de la siguiente manera:

Tramo N° 1: intersección Ruta Nacional N° 12-Arroyo Moreyra.

Tramo N° 2: intersección con Arroyo Moreyra-Ruta Provincial N° 20.

Tramo N° 3: intersección Ruta Provincial. N° 20-Arroyo Sandoval.

Tramo N° 4: intersección Arroyo Sandoval-Ruta Nacional N° 14.

Diseño.

La obra preveía las siguientes características:

* Ensanche de puentes y construcción de puentes nuevos (tenían un ancho de entre 8 y 9 metros, y pasarían a ser de 17 metros).

* Ensanche de alcantarillas.

* Cruces con las rutas existentes (con distribuidores e intercambiadores).

* En los accesos a Viale y Villaguay preveía lo que se denominaron “soluciones en alto nivel”, en la vía férrea troncal.

Prometía soluciones para los siguientes cruces:

* Rutas Provinciales Nº 32, en el Departamento Paraná a escasos kilómetros de Viale.

* Con la Ruta Nº 6 que cruza la provincia de Norte a Sur en la región central.

* Con la Ruta Nº 20 en el acceso a Villaguay,

* Con la Ruta N° 23 a la altura de San Salvador.

* Con la Ruta N° 37 en el acceso a General Campos.

Además, prometía calles colectoras, dársenas y apeaderos para el transporte público de pasajeros.

Paralización.

Los trabajos avanzaron con vaivenes, problemas de distinta índole y dificultades, especialmente en las dos cabeceras (Paraná y Concordia) mientras que los dos tramos medios fueron los más demorados y ya en 2015 quedaron paralizados.

En 2017 el jefe de Gabinete, Marcos Peña, dijo en su informe ante la Cámara de Diputados de la Nación que finalizar la autovía de la Ruta 18 no era una prioridad para el Gobierno Nacional, y en 2018 el administrador general de Vialidad Nacional, Javier Iguacel, sumó polémica, al anunciar que los tramos 2 y 3 finalmente no se harían autovía debido a que la cantidad de tránsito circulante no justificaba la obra.

Sobre la situación, brindaron detalles al programa Cuestión de Fondo (Canal 9 Litoral) los senadores Lucas Larrarte (FpV-San Salvador) y Mario Torres (FpV-Villaguay).

Senador Larrarte.

Larrarte admitió “que el derrotero de la obra no era elogiable, sino más bien lento. En el período 2011-2015 avanzó aproximadamente un 45 por ciento en su ejecución y a partir de ahí, con el cambio de gobierno y más allá de las cosas que se dijeron en el marco de la campaña electoral, comenzamos a notar algunas situaciones que se producían y que nos alertaba que anda bueno era lo que iba a pasar con esta obra”.

“Hemos presentado alrededor de cuatro o cinco proyectos desde 2016 a la fecha y actualmente nos encontramos trabajando en otro más. El primero de ello estuvo relacionado con la ejecución de la obra en sí”, recordó el senador por San Salvador.

“Solicitábamos que Vialidad Nacional les pida a las empresas o ellas por sí mismas ejecutan algunas obras relacionadas con la seguridad vial como la demarcación central y lateral de la ruta y otras señalizaciones de advertencias de que se estaba en una zona de obras, especialmente para aquellos conductores que no son habitués de su recorrido”, explicó Larrarte.

“En octubre 2017 presentamos otro proyecto, luego que el Jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, en una sesión informativa de la Cámara de Diputados, dijera que ésta no era una obra prioritaria y que la finalización de la Autovía no era una prioridad para el Gobierno Nacional”, destacó Larrarte.

“Posteriormente, cuando estuvo Iguacel también hizo referencia a que directamente los Tramos 2 y 3 no se iban a hacer o en todo caso no iban a ser Autovía sino un tramo denominado ruta segura y que consistía en un simple ensanchamiento de una de las cintas asfálticas. Ante eso, pedimos que se revea esa decisión y argumentamos que los Tramos 2 y 3 son unos de los más transitados”, expresó el legislador.

“Finalmente, vimos que había recortes por todas partes como consecuencia del ajuste fiscal que viene realizando el Gobierno Nacional para poder lograr un equilibrio en las cuentas públicas. Lamentablemente, vamos viendo que todo tiende a la paralización. En los primeros días de junio se acercaron algunos trabajadores que estaban en el obrador del Departamento San Salvador, porque estaban preocupados porque la empresa les había dicho que ese obrador se iba a levantar y que era muy probable que se queden sin sus fuentes de trabajo”, advirtió Larrarte.

Senador Torres.

Por su parte, el senador por el Departamento Villaguay, Mario Torres, explicó en el programa Cuestión de Fondo (Canal 9 Litoral), sostuvo que la obra se hizo un 45 por ciento hasta 2017; hasta el 70 y pico por ciento que es la parte más adelantada entre General Campos y la Ruta Nacional 14.

“Mediante Proyectos de Comunicación hemos pedido que las obras continúen. También hemos pedido, pero no hemos obtenido repuestas para saber cuánto se gastó en todo lo que se ha hecho”, destacó.

“Además del deterioro y no concreción, (la ruta) produce algunos problemas y es muy peligrosa. Hay estadísticas sobre la cantidad de accidentes, con sus muertos y lesionados”, marcó otra preocupación el senador por el Departamento Villaguay agravado por la cantidad de escuelas rurales y accesos a poblaciones urbanizadas.

“En Vialidad Provincial presenté un pedido para solucionar los problemas que había en el acceso a Villaguay. No había buena iluminación o la que estaba era muy insuficiente; había pozos; no había señalización. Era un peligro total e incluso hubo personas que perdieron la vida en los siniestros viales en el lugar. La provincia iba a poner el dinero y el Municipio iba a realizar los trabajos. Pero, Vialidad Nacional no nos permitió”, se quejó el senador.

Falta de información.

A partir de 2015 se comenzaron a paralizar poco a poco los trabajos y hoy –a pesar de ser materia de información pública- no se puede contar con datos precisos respecto del estado actual de la obra.

En la página web de la Dirección Nacional de Vialidad, en el apartado licitaciones en ejecución, ni siquiera figura la obra de la autovía Ruta Nacional N°18.

También fueron infructuosos los intentos por obtener datos de parte del jefe de Distrito del organismo en Entre Ríos, Julián Rubio, quien aclaró a Cuestión de Fondo que en el último tiempo las autoridades nacionales han impuesto fuertes restricciones a la posibilidad de brindar información.

Aunque aclaró no estar de acuerdo con dicha postura, y con un escueto mensaje de celular informó que “los tramos que continúan en ejecución son el más cercano a Paraná, que va desde el empalme con la ruta nacional N°12 hasta la localidad de Las Tunas, y el último tramo que va desde el Arroyo Sandoval (Departamento Villaguay) hasta la intersección con la ruta nacional N°14”.

No obstante, aclaró que “el tramo próximo a Paraná se encuentra momentáneamente paralizado, hasta tanto se formalicen algunos aspectos del contrato, de acuerdo a cómo ha quedado definida la obra que se está ejecutando”.

Tampoco en la página web del Órgano de Control de Concesiones Viales (OCCOVI) figura ninguna obra en ejecución en la jurisdicción de Entre Ríos.

Obra paralizada.

Tal como había anunciado Iguacel, el mayor problema se encuentra entre el tramo N° 2, desde arroyo Moreyra al cruce con la ruta 20, cuya obra fue suspendida en marzo de 2016 y presenta un avance del 45 por ciento.

Y el tramo N° 3 desde el cruce con la Ruta Provincial N° 20 al arroyo Sandoval, cuyos trabajos se encuentran paralizados desde febrero de 2016 y que tiene un avance del 60 por ciento.

Circulación vehicular.

La información de la Dirección Nacional de Vialidad, contradice los argumentos de Iguacel, respecto a la escasa circulación vehicular en la ruta.

En el tramo comprendido entre el kilómetro 50 (acceso a Viale) y el 215 (acceso a San Salvador) circulan a diario entre dos mil y tres mil vehículos.

En el acceso a Villaguay y la ruta 18 la circulación diaria es de unos cuatro mil vehículos de todo tipo.

De esos datos, aproximadamente un 65 por ciento corresponde a vehículos livianos (autos y camionetas) y el 35 por ciento a los pesados (camiones, camiones con acoplado, semirremolques y ómnibus).

Dentro de esta última categoría se encuentran los camiones de gran porte que llevan cargas desde y hacia Brasil, Chile y el centro-oeste de Argentina.

Problemas que causa la paralización.

Dificultad de acceso y salida de los vecinos en los días de lluvia.

Presencia de elementos peligrosos sin señalizar.

Ausencia de demarcación y tareas parcialmente ejecutadas.

Montículos de tierra no señalizados, tramos de ruta sin líneas blancas y amarillas.

Alcantarillas parcialmente ejecutadas.

Vehículos que transitan por tramos en construcción sin estar habilitados y que confunden a quienes no conocen la zona.

Kilómetros sin banquinas en condiciones.

Poca iluminación.

Mal estado de los cruces, peligrosos cuando llueve o durante la noche.

 

Una trampa mortal

 

Un simple repaso por las noticias que muestran constantes accidentes a lo largo de toda la traza, demuestra la peligrosidad de esta ruta y la necesidad de su trasformación en Autovía.

Entre ellos, uno de los que causó mayor conmoción se produjo el 26 de febrero de 2018, cuando un micro que llevaba un contingente de niños de una escuela de fútbol de Misiones chocó contra un puente en construcción en el kilómetro 106 de la ruta 18, sobre el Arroyo el Tigrecito, en el Departamento Villaguay. Producto del accidente murieron tres personas y hubo decenas de heridos.

Según datos de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, entre el 1 de enero de 2017 y el 5 de marzo de 2018 hubo 20 accidentes en la traza de la ruta 18. De ellos, ocho se produjeron en los tramos 2 y 3 de la obra.

De 14 personas fallecidas, 11 fueron en accidentes ocurridos en esos mismos tramos.

De 61 heridos, 40 resultaron siniestrados en los tramos 2 y 3, y cabe aclarar que no se contemplan heridos leves o accidentes donde solo hubo pérdidas materiales.

¿Qué opinas de esta Noticia ?

  • Me Interesa (1)
  • Me Gusta (0)
  • No me interesa (0)
  • Me Indigna (3)
  • Me da Igual (0)

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.