Según el SIBER, los colaboradores del sector informan que las reiteradas precipitaciones están dificultando la implantación del arroz. El área arrocera tuvo una situación promedio de reservas hídricas que se situó entre excesiva y excesos, lo cual es obviamente un escenario adverso para las labores de siembra.

Se estima que se logró concretar el 40 % de la intención original que se situaba en 60.000 ha aproximadamente. En el informe se recuerda que en el ciclo 2018/19, a esta misma altura del año, el avance se situaba en el 60 %.

El avance según la fuente de riego es la siguiente:

– Zona de riego por pozos 40 % (sector que abarcó el año pasado el 62 % del área)

– Zona de riego por represas 30 % (sector que abarcó el año pasado el 28 % del área)

– Zona de riego por ríos 55% (sector que abarcó el año pasado el 10 % del área)

Dentro de este contexto, obliga a los productores a sembrar en fechas tardías e incluso, en algunos casos ya han tomado la decisión de reducir el área inicialmente planificada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.